Nacionalismo. Un rollo para atontar a la gente


Según la RAE Nacionalismo se define de la siguiente manera:
1. m. Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad y con su historia.
2. m. Ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a constituirse como Estado.
El nacionalismo nace en el siglo XIX cuando una serie de intelectuales se dedican a investigar el pasado, leyendas de un pasado épico y mitológico, a recuperar lenguas antiguas, dotarlas de estructuras lingüísticas etc.
También como respuesta a la idea imperial de Napoleón, que gracias al que la restauración se conseguirá que se vaya al carajo todos esos derechos universales por los que tantos murieron durante la Revolución Francesa de 1789-1799 y que abrirá la espita para todo lo que vendrá después.
La nación al final y cito textual:
Es una categoría burguesa mediante la cual se pretende unir verticalmente, bajo el criterio de lo nacional, clases sociales antagónicas, parcelando así a la clase proletaria que es una y universal (y más grande añadiría yo) y debilitando de este modo su fuerza revolucionaria, al crear falsos antagonismos entre los proletarios de las diferentes naciones.
El antagonismo entre naciones es sólo un enmascaramiento al servicio de la burguesía del único antagonismo real el de las clases
Sobre los fundamentos del nacionalismo por Alfredo Cruz Prados

Sé que hablar de clase, burgueses, proletarios chirría un poco en el siglo XXI, pero si lo pensamos bien y cambiamos los términos. Por ejemplo, Burguesía por Multinacionales, y Proletario por contribuyentes, en esencia no es tan diferente, el resultado. O al menos eso creo yo. Pero claro esto es en mi cuestionable opinión.
Los poderosos, no quieren que el pueblo se levante y lo marean y atontan con argumentos como: que son diferentes, que las otras naciones (artificiales, inventadas…) son las enemigas y encima de que es enemiga, tiene los santos cojones de aprovecharse de sus riquezas y explotarlos. Esta cuestión cala en el sentimiento, la hacemos nuestra y se convierte en una fuerza irrefrenable, ¿y qué pasa cuando los que quieren poder, se dan cuenta de que esto puede ser un elemento de dominación? Enfrentamientos entre familias, amigos que dejan de serlo, países rotos por fronteras de cartón piedra, conflictos y guerras. En definitiva, un atontamiento general, en el que la persona como individuo pierde su identidad, frente a una bandera, una lengua, una religión o cualquier símbolo, que los que quieren que no pensemos por nosotros mismos se inventen, y cómo imbéciles caemos en la trampa. Mientras que los problemas reales, permanecen silenciados por los gritos de aquellos que han sido espoleados hacia “el camino correcto” y estos nuevos burgueses se dedican a contar los billetes, que se han ganado con el sudor de la clase trabajadora.
En fin, creo que el nacionalismo venga de donde venga y como tantas otras cosas que están pasado en la actualidad, son jilipolleces, y una vuelta atrás. Fuegos artificiales que deslumbran y atontan y que no nos dejan ver la realidad.
A poco, que seamos capaces de darnos cuenta de ciertas cosas y pensar por nosotros mismos, ampliaremos nuestro espectro y quizás seamos más fuertes y felices.

Este artículo puede contener cierto tufo de demagogia; en el sentido moderno de la palabra. Por desgracia ser demagogo, está muy de moda, no hay nada más que mirar la información y actitudes con las que los que nos gobiernan nos bombardean a diario. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crisis de identidad

Sinopsis y reseña literaria