El Bar de los Cazadores

"El local era el punto común de todos los cazadores. Dentro había una especie de ley no escrita de neutralidad, a la que todos respetaban. De puertas para fuera cualquier conflicto era posible, pero de estas para dentro a nadie se le ocurría desafiar a la dueña.
Un tipo triste brindaba con sus demonios ajeno a todo, hasta que su frágil tranquilidad fue rota..."

Este es uno de los posibles comienzo de la novela sobre la que estoy trabajando, desde hace varios meses y en la que a trompicones voy avanzanado y eso que es la parte más fácil el borrador. 

Luego vendrán correcciones, eliminación de morralla, perfilación de personajes, pero  bueno ahí sigo. Estoy muy entusiasmado y aunque el panorama sea gris, no me voy a detener.

En fin...

"palante como los de Alicante"

A alguno que otros de los lectores del blog le sonara la expresión. 

Hace tiempo que no paseo mucho por la blogosfera pero siempre me acuerdo de ti amiga. Cuando le pedí consejo siempre me lo diste.

Deseadme suerte y sobre todo paciencia, es la cosa que más de una vez me echo de menos, cuando la repartieron a mi me toco muy poca. Y es la ma necesaria

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nacionalismo. Un rollo para atontar a la gente

Crisis de identidad

Perseidas