Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Balada triste de trompeta de Álex de la Iglesia

Imagen
Cartel de la película de Alex de la Iglesia balada triste de trompeta

Ayer, tras una Semana Santa, en la que en Andalucía han caído hasta chuzos de punta, me acerqué al Videoclub; hacía bastante que no lo hacía, a pesar de ser uno de mis lugares de culto. Soy hombre de costumbres y ya el VHS en su tiempo me abrió los ojos a todo un mundo nuevo, que se convirtió en algo más que mero entretenimiento. Pasear por las estanterías, coger las carátulas para leer el argumento y disfrutar de sus portadas, intercambiar con el dependiente opiniones sobre tal o cual película, incluso de una manera furtiva y cómplice, pedirle a este que me guarde alguna novedad, para pasar luego a recogerla. Alquilé "Balada triste de trompeta" de Álex de la Iglesia; en mi ciudad no hay cines, por lo que no pude ir a verla en su estreno.

Supongo que muchos conoceréis su argumento, dos hombres que se han hecho payasos para huir de la tragedia y de la violencia, pero la tragedia y la violencia van de la mano …

"Adamiel el Despiadado “

Imagen
Autor foto: alas 97
Blog de la foto: http://diario-de-alas97.blogspot.com/2009/11/el-septimo-sello-y-las-tres-reglas-de.html
Me llamo “Adamiel”. De mi pasado sólo recuerdo las cosas horrorosas que hice, no tengo ningún recuerdo de mi infancia, ni tierno ni amargo, no sé si amé o me amaron, solamente un aroma remoto y agradable de vez en cuando asalta mi memoria. Y me agarro a él hasta que se difumina, entre la contaminación de esta apestosa y corrupta urbe, "Techo del Infierno", como he decidido llamarla.

Vivo...más bien habito, en un viejo mausoleo que ocupé la primera vez que sin saber cómo, llegué al Techo del Infierno. Las primeras semanas fueron horrorosas, gritos de dolor y de piedad me martilleaban el cerebro enmarcando una estela de cadáveres y sangre sobre un erial polvoriento. Al menos en esa época la gente sabía lo que era el honor, se moría por la espada y enfrentando al enemigo cara a cara.

Cuando me acostumbré a los gritos y las imágenes empezaron a hacerse borrosa…

Principio de un relato

Imagen
Me críe en un pequeño pueblo con montañas, lagos y bosques llamado Senderos; aun no me explico como un mal bicho como yo pudo nacer en un lugar tan idílico. Mi padre era comercial y solamente paraba en casa de noche y los fines de semanas; estos segundos con cada vez menos frecuencia, por lo que mi madre empezó a sospechar que tenía otros negocios. Cuando le preguntaba porque paraba tan poco en casa, mi padre siempre decía que la vida avanzaba muy deprisa y que quería que a su familia no le faltase de nada. Y acababa contando que el se crió sólo con su madre, que pasaron muchos apuros y que mientras tuviera fuerzas ni a mi madre, ni a mí, nos pasaría eso. Mi madre las primeras veces miraba a mi padre con ojos brillantes yluego le besaba, de una manera que a mí me daba una vergüenza terrible. Pero cuando descubrió que el negocio de los fines de semana era una morena con tetas de goma y piernas de infarto, se acabaron los besos, las preguntas y los cariños. Incluso mi madre empezó a ver…