Guerras un negocio redondo


Ricachones sin escrúpulos siguen llenándose de un dinero sangriento que jamás tendrán cojones de contar, les importa una mierda los daños colaterales.
Pobres, desterrados, niños sin infancia, inocentes al fin y al cabo, a los que cortan las alas desde su nacimiento, porque no les interesa que piensen por sí mismo, que crean un mundo mejor sería posible.
Pero esta vida es una puta de lujo y solamente los que tienen el dinero para beneficiársela, parecen llevar la voz cantante.

Guerras un negocio redondo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nacionalismo. Un rollo para atontar a la gente

Crisis de identidad

Sinopsis y reseña literaria