Conjuro

"...Absorta miraba la luz de la vela consumirse. Ensimismada, en un mundo más allá de la comprensión humana; Paciente, esperando que el espejo hablara, que le contase los secretos que escondía tras sus azogues, sin conseguirlo. Echó mano de un viejo libro recitó unas palabras extrañas, y un viento gélido abrió la ventana.
- Ya estás aquí mi amor, has venido cabalgando sobre las crines del viento del norte. Mírame me he puesto guapa para estar contigo. Esta es la blusa que me regalaste, aquella que tanto te gustaba quitarme. No te veo, pero puedo oler tu piel, traes el perfume de la nieve ensartado en tus poros, el brillo de plata de los picos más altos. Te fuistes sin decir nada pero sabía que volverías, para darme un último beso. Llévame contigo, mi vida aquí es un penar continuo..."



- Joder vaya plastón, menos mal que ha sonado el timbre, esa profesora es un tía extraña, seguro que es una reprimida. Literatura romántica, yo se lo que le hace falta... - En ese punto lo interrumpieron.
- Bastián eres un bestia y un insensible, ya te gustaría a tí que te juraran amor eterno.
- Amor eterno, eso no existe nada más que en los librotes que nos lee esa bruja. - Aura se fue por los pasillos, dejando a Bastián, con sus argumentos de machito.
Aura lo conocía muy bien, y sabía que en el fondo le encantaban esas historias, el si que era un reprimido, y no la profesora de Literatura, todos los tíos con los que había estado eran iguales, en apariencia duros como las rocas, pero con un interior más blando que los caracoles, esa coraza que se ponía Bastián, era la única razón de que hubiesen quedado sólo como amigos, esa y la zorra de Magda, que no paró hasta que se lo tiró. En el momento que pasó el nombre de Magda por su cabeza una ola de maldad le nubló la razón por un momento, y los maldijo.


Bastián caminaba para casa, cuando un ruido en un callejón llamó su atención, picado por la curiosidad se introdujo en él. Era oscuro y umbrío, la ausencia de sol por la altura de los bloques le daba un toque de caverna húmeda, incluso algunos diminutos hongos habían ocupado las esquinas. El brillo de los ojos de un gato le asustaron, por esa reacción que tenemos los humanos ante la sorpresa le lanzó algo, el gato saltó por encima de su cabeza, volcando la caja sobre la que estaba apoyado y se perdió por las calles, un libro mohoso y con las tapas amarilleadas, salió de la caja. Bastián lo tomó entre sus manos y leyó el título, "Hechizos y Conjuros".
- Mira este libro le gustaría a la profesora de literatura. - Y lo abrió por una página al azar en la que ponía, "Conjuro de Mimetismo", y lo leyó en voz alta, no ocurrió nada y se fue a casa.
El despertador sonó como siempre a las siete de la mañana, Bastián se levantó para desayunar e ir al instituto. Lo primero que le sorprendió, fue la decoración del dormitorio. Al frente de la cama había una enorme estantería doble llena de libros, se acercó, abundaban los autores románticos, luego salió de la habitación y llamó a su madre no obtuvo respuesta, pensó que habría salido a hacer algun mandado. Le entraron unas ganas enormes de ir al baño, corriendo se fue hacia el espejo, y el terror se hizo mayor cuando desde el otro lado lo miraba su profesora de Literatura, con el rostro desencajado por el miedo. Aquello no podía ser real se había convertido en aquella mujer que él decía reprimida. Ahora iba a sentir y padecer como ella, los astros se la habían jugado.


Fin












Comentarios

Halatriste ha dicho que…
Las imágenes son tres cuadros de un pintor de la primera mitad del siglo XVII llamado George de La Tour, que murió en el anonimato o confundido con Velázquez, Zurbarán o Caravaggio, según he leído en la columna de Muñoz Molina en el periódico de hoy, antes no lo conocía, y como me han gustado y entiendo muy poco de pintura, he querido enseñarlos.
Un saludo a Tod@s.
Winnie0 ha dicho que…
Halatriste...es fantástico. Qué final tan sorprendete y "merecido". Mira no esperaba en este momento del sabado encontrar algo nuevo...ya se sabe es finde. Y en mi pausa de estudio...te leo. Genial. La cara final...me da miedo!!!. Besos y gracias por este rato
Didac Valmon ha dicho que…
genial del todo, alucinante...qué genial el relato y ese final tan sorprendente!
Halatriste ha dicho que…
A Winnie
gracias a ti por compartirlo.
Besos
Halatriste ha dicho que…
A Didac
Gracias.
Por cierto os invito a que paseis por mi otro blog. Es algo distinto a este, y que comenteis que os parece.
www.radiowels.blogspot.com
Tito Carlos ya me ha visitado.
Saludos
Lola Mariné ha dicho que…
Buen relato con un final sorprendente.
Me pasaré por tu otro blog.

Saludos.
Halatriste ha dicho que…
Gracias Lola.
Por cierto en la presentación de el libro de relatos de el recreo, creo qu te vi en una foto.
Estabais todos muy bien
un beso
Maribel ha dicho que…
Estupendo, me ha sabido a poco, hay material para un relato largo, creo que el texto merece crecer. Felicidades.
Halatriste ha dicho que…
Es cierto Maribel que da para más, pero se iba parecer demasiado esa serie de Tv Lalola, jejejejeje, en fin, todo se andará, besos.
Isabel chiara ha dicho que…
Conjura de mimetismo, uhm... un libro muy interesante. Con este manual y el personaje mutado se pueden hacer muchas cosas. Si gue para adelante que tiene buenísima pinta, Hala. Me encantó.

Un beso
Halatriste ha dicho que…
Gracias Isabel
Lo haré algún día.
Un beso

Entradas populares de este blog

Nacionalismo. Un rollo para atontar a la gente

Crisis de identidad

Perseidas