Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2008

Lo que nos dejó 2008

Imagen
El año se le presentaba esperanzador. Ya no había tropas en Irak, el empleo se mantenía estable. La economía iba en ascenso y los números salían. Incluso en las tierras andaluzas la sequía había dado una tregua, quizás esta vez se cumpliera el dicho de año nuevo, vida nueva. De repente como por una avalancha todo parecía hundirse, la estúpida humanidad, había acelerado el cambio climático. Años atrás, los expertos lo había augurado, pero como suele pasar, no hay mejor sordo que el que no quiere oír, y los pajarracos de las grandes multinacionales, la cuestión les traía al fresco. En Europa se estaban tomando ciertas medidas, incluso subvencionadas por la UE. Pero, los reyes potenciales de la economía mundial, les daba igual, las focas, los leones marinos, los alegres pingüinos, o Kyoto. Ya se estaban dando ostias por ser los primeros en explotar las enormes bolsas de petróleo enterradas durante millones de años bajo los glaciares, frotándose las manos. Porque los seguidores del Hombre…

Premio Elfo Nocturno

Imagen
Arwen desde su blog me ha premiado con un amanecer, y me ha dicho que escoja una imagen y la entregue como premio. Yo he elegido un elfo nocturno, que me encontré deambulando por mi cuarto anoche. La belleza de la noche, en mi opinión, estriba en lo que esconde, en lo que por su causa no podemos ver. En su absorción de la luz de las cosas. Por la noche los pensamientos y recuerdos suelen aflorar con más fuerza, el silencio, y cómo no los sueños. Desde este humilde blog quiero premiar a:Arwen, por su lucha por cumplir sus sueños.Didac, por su buen hacer, y aportaciones, además de porque como todos tendrá sueños que realizar.Lola Mariné, porque más de una vez habrá soñado frente a ese maravilloso mar, al lado de dónde vive.Martika, por ser la iniciadora de esta cadena de premios, para que este Elfo Nocturno la arrope en sus sueños.Kokoavan, para que siga soñando

Encuentro

Imagen
Y no lo sabía, no tenía ni idea del por qué, pero sin embargo se había embarcado en esa aventura, y ahora nada ni nadie le iba a detener.
Casi todos los asientos del vagón estan vacios, solamente una anciana dormita, es muy temprano el sol no ha derretido aún la escarcha de los cristales, la helada de anoche debió ser fuerte. El paisaje desfila frente a sus ojos difuminado y confuso, tampoco tiene mucho interés en ver el paisaje, solo quiere encontrarse con ella, oler su perfume, sentir el calor de sus labios, su respiración, los latidos de su corazón.
El tiempo transcurre muy lento, la anciana, ya ha despertado, y saca una revista del bolso. La escarcha es ya apenas una ilusión, una serie de gotas dispersas, que se niegan de manera inútil a convertirse en vapor de agua. Ella le vuelve a asaltar el pensamiento, solo la conoce por fotos, y alguna videoconferencia efímera desde el cibercafé, no se han visto en persona, no sabe si aquello llegará alguna parte, lo único que tiene claro es …

Microrrelato

Imagen
Sus manos estaban manchadas. A su alrededor dos cadáveres lacerados por heridas punzantes. No tenía ni idea de dóde estaba, de si aquello era un mal sueño, o la aplastante realidad. Miró al horizonte la noche había caído, y solo un fragmento de luna creciente brillaba algo más que las estrellas. Miró de nuevo a los cadáveres, aquellos expresivos ojos pidiendo clemencia le sonaban, no tanto, los rostros desncajados por el dolor. La daga que tenía al lado confirmó sus sospechas, aún la hoja y el mango estaban calientes, aún la sangre que los cubría rezumaba vida. Se fue hacia uno de los cadáveres, le arrancó un trozo de la camisa, y limpió el cuchillo. Entonces tuvo la certeza de que el era juez, jurado y verdugo. De que matar le producía más placer que el sexo. Se puso de cara a la luna, un leve destello rieló en sus ojos, ahora su mirada era fría y su boca sonreia, a medida que se alejaba, los atisbos de remordimiento se desvanecían, enganchados con el vaho que brotaba desde sus pulmo…