Ensueño

La luna sonrió,
con su rostro de plata vieja.
El tiempo se paró...
Destilaba misterio,
arcanos, remotos
secretos.
Su cuerpo era infinito
mis manos papel,
en lid
contra el viento.
Era cobre y albero
bronce apagado.
Oro viejo
Se llevo algo de mí.

Desperté.
...Dudé...
¿Fue sólo un sueño?

Mi habitación seguía vacía,
mi cama helada.
...Olía a soledad

...Olía a silencio.



Comentarios

kOkOaVaN ha dicho que…
unos versos preciosos!!!...
y que sepas...no soy la única que te lee...gustas mucho!!!...anímate y que te publiquen un libro!! yo seré, si no la primera...la que más corrar por comprarte uno...(sé que comprándolo tndré un tesoro en casa y en mi mente cuando lo haya leído).
BESOS
Halatriste ha dicho que…
No te preocupes cuando me lo publiquen, te mando un saco.