EN EL MANICOMIO

¿A dónde fueron las fantasías de nuestra niñez, fueron tan efímeras como el humo de una vela? ¿Dónde están esos demonios, fantasmas o piratas que nos asustaban? ¿Por qué realmente nos dan miedo las cosas reales? Si al fin y al cabo fuimos nosotros las que las pusimos en el mundo. Si somos todos, los que caemos entre sus manos. Los ricos en manos del dinero, los pobre también, los ilusos...los ilusos viven en el manicomio, pero, quizás dentro de ese manicomio, todos estén más seguros. O tal vez el manicomio exista de puertas para fuera.



Comentarios

Isabel Chiara ha dicho que…
Quisimos jugar a ser Prometeo, y seguimos haciéndolo (para muestra las fotos del glaciar), está en nuestra naturaleza, y tú que eres leviathan lo sabes bien.

Pero prefiero estar del lado de los malos porque al menos son sinceros (los otros consumen su tiempo y sus fuerzas en rezos y llantinas).

A partir de ahora tienes nueva lectora. Y gracias por tus bellas palabras.

Nos vemos, un saludo.

Entradas populares de este blog

Crisis de identidad

Perseidas

Servilismo en el Siglo XXI