POEMA / PROSA


Amanece

Las luces rasgan el cristal de las gotas del rocío.
Como indeterminados cuchillos con filos de diamante.
Canta el coro de las aves.
El sueño agoniza bajo las luces. Se va dispersando, como una incertidumbre neblinosa e inexacta.
Orfeo se quedó entre bambalinas,
sus decorados ya han sido recogidos...Y mi alma sufre, está embotada, intentando discernir entre dos realidades, la de anoche, y esta que ahora estoy oliendo.
Poco a poco me agarro a la aurora, levanto mis brazos, bostezo, abro la ventana, que bien huele el aire fresco.
Mi perra acude a saludarme, estira sus patas negras y canosas, parece que sonríe, es extraña la sonrisa de los perros.
Acaricio su lomo, lame mi mano le riño, pero ella sabe que no es en serio.
Que bien huele el aire.
Morfeo, es ahora quiene está durmiendo...


Comentarios

sonrisa ha dicho que…
Me gusta mucho tu poema, lo siento como mío y sí, es extraña la sonrisa d un perro, pero ya sabes que soy una coleccionista de sonrisas.
saludos

Entradas populares de este blog

Crisis de identidad

Perseidas

Servilismo en el Siglo XXI